16 cosas que ver en Ciudad de México, Guía de Viaje

Comparte en redes sociales:

Que ver en Ciudad de México y por qué deberías visitarla

Si te gusta más el arte y la cultura que el sol y la arena, sáltate las costas playeras y visita en su lugar Ciudad de México. Aquí encontrarás un asombroso número de museos rodeados de calles llenas de murales, arquitectura colonial, plazas empedradas y coloridos mercados de comida. Deja tiempo para una excursión de un día a las pirámides de Teotihuacán. En este artículo te voy a descubrir todo lo que hay que ver en Ciudad de México para disfrutar al máximo de esta preciosa ciudad. Al final encontrarás tips acerca de transporte y seguridad.

Cuándo visitar Ciudad de México

Las épocas del año más populares para viajar a Ciudad de México son la primavera, cuando el tiempo es cálido y no llueve mucho, y principios de noviembre, cuando la ciudad celebra el Día de los Muertos. Los precios de los hoteles bajan durante la temporada de lluvias y en invierno, por lo que son buenos momentos para que los viajeros con poco presupuesto visiten Ciudad de México.

El tiempo en Ciudad de México

Puede que asocies a México con un clima caluroso, pero ése no es el caso de Ciudad de México, donde las temperaturas altas suelen estar entre los 60 y los 70 años durante todo el año. Abril y mayo son los meses más cálidos, mientras que la temporada de lluvias va de junio a septiembre. Querrás un paraguas y al menos una chaqueta ligera en la mayoría de las épocas del año.

Cosas que hacer en Ciudad de México

Como capital de México y una de las ciudades más grandes del mundo (9,2 millones de habitantes y 21 millones la área metropolitana), Ciudad de México ofrece un sinfín de encantos a los visitantes. He aquí una lista de atracciones, visitas obligadas y cosas que hacer en Ciudad de México:

La Ciudad de México, capital del país, se encuentra a más de 2.200 metros de altura en el Valle de Anáhuac, rodeada de poderosas cordilleras. La ubicación de la ciudad es impresionante: dos magníficos volcanes cubiertos de nieve, el Popocatépetl y el Iztaccíhuatl, se elevan sobre ella a más de 5.000 metros de altura

La ciudad conserva innumerables recuerdos de su pasado, aunque el arte y la arquitectura precolombinos sólo existen en fragmentos aislados y reproducciones de museo desde que los conquistadores españoles construyeron su nueva ciudad sobre las ruinas de la antigua metrópoli azteca de Tenochtitlán. Sobreviven algunas de las espléndidas iglesias y palacios barrocos construidos durante este primer periodo colonial.

Aunque Ciudad de México es grande, tanto en términos de población como de superficie, la mayoría de las mejores atracciones turísticas de la ciudad y las cosas más populares que hacer se encuentran en el Centro Histórico de la Ciudad, un lugar de 15 kilómetros cuadrados declarado Patrimonio de la Humanidad por la UNESCO que contiene más de 1.400 edificios importantes de los siglos XVI al XIX. Para los viajeros, éste es uno de los mejores lugares para visitar en México, ya que se puede disfrutar a pie de los ejemplos de los orígenes aztecas de la ciudad y de su colonización española.

Descubre en este post que ver en Ciudad de México.

1. Zócalo: La cuna de la Constitución

Que ver en Ciudad de México, Zócalo: La cuna de la Constitución

El corazón palpitante de la Ciudad de México es el Zócalo -la Plaza de la Constitución-, donde se proclamó la primera constitución del país en 1813. Mide unos 240 metros en cada dirección, es una de las plazas más grandes del mundo y se trazó casi inmediatamente después de la conquista de la antigua ciudad azteca de Tenochtitlán, sobre la que se encuentra

A principios de la época colonial, la plaza sirvió para diversos fines, como plaza de toros y mercado, mientras que hoy se utiliza para festivales, desfiles y manifestaciones

Dominada por tres de las atracciones turísticas más visitadas de la ciudad: el El Palacio Nacional, el Catedral Metropolitana, y la Templo Mayor con sus reliquias aztecas, el Zócalo es el lugar perfecto para empezar a explorar esta ciudad histórica

Consejo caliente: A un corto paseo del Zócalo, puedes ver tres pisos de murales del famoso artista Diego Rivera en la Secretaría de Educación Pública. La entrada es gratuita.

2. El Museo Nacional de Antropología

El Museo Nacional de Antropología, Que ver en Ciudad de México

El Museo Nacional de Antropología, uno de los más importantes del mundo en su género, se encuentra en Parque de Chapultepec y es difícil de pasar por alto debido a la enorme figura monolítica que marca su entrada.

Construido en 1964, este sorprendente ejemplo de arquitectura contemporánea es famoso por sus magníficas muestras de tesoros de arte indio antiguo, sobre todo en el Patio Central, parte del cual está cubierto por un gigantesco refugio de piedra sostenido por una columna de 11 metros de altura con cascadas que simbolizan el ciclo eterno de la vida.

Tan espectacular como el propio edificio es su amplia colección, que incluye hallazgos arqueológicos de culturas indias extinguidas junto con detalles de los estilos de vida de los habitantes indios contemporáneos de México.

Otros puntos destacados son el Biblioteca Nacional de Antropología fundada por Lucas Alaman en 1831 y desarrollada por el emperador Maximiliano, que cuenta con más de 300.000 volúmenes raros. Sigue leyendo para descubrir más sobre que hacer en Ciudad de México.

3. Templo Mayor y la Gran Pirámide de Tenochtitlán

El Templo Mayor y la Gran Pirámide de Tenochtitlán, cosas que hacer en Ciudad de México

A pesar de la destrucción generalizada tras la derrota de los aztecas, en los últimos años se han desenterrado y expuesto varios de sus importantes lugares históricos. El sitio más importante es el Templo Mayor, que alberga los restos del Gran Templo de Tenochtitlán, incluida la primera reliquia descubierta en 1978, un disco redondo finamente esculpido de más de tres metros de diámetro y que pesa ocho toneladas y media

Otras excavaciones -incluida la plataforma de la cima de una pirámide anterior con paredes del templo bien conservadas, junto con cráneos de víctimas de sacrificios- indican que el emplazamiento del templo había sido construido por los aztecas y sus predecesores 11 veces.

Lo más destacado de la visita es un paseo por el recinto de los «guerreros alados» aristocráticos, donde se han desenterrado restos de residencias decoradas con relieves multicolores, junto con pruebas de la pintura original.

Consejo caliente: La gran mayoría de las reliquias y artefactos descubiertos se encuentran en dos museos: el Museo del Templo Mayor construido en el emplazamiento del templo, y el cercano Museo Nacional de Antropología, ampliamente considerado como el museo más importante de México.

Templo Mayor - Mapa de planta

4. El Palacio de Bellas Artes

El Palacio de Bellas Artes, cosas que hacer en Ciudad de México
El Palacio de Bellas Artes es una joya arquitectónica, uno de los hitos culturales más importantes de Ciudad de México. Elevándose sobre el parque adyacente, este enorme edificio de mármol -diseñado por el arquitecto italiano Adamo Boari con influencias del Art Nouveau y el Art Déco- se terminó de construir en 1934 y es tan pesado que se ha hundido más de cuatro metros, a pesar de los intentos de aligerarlo eliminando parte de su enorme cúpula.

El palacio funciona como teatro de ópera y sala de conciertos que acoge diversas producciones tradicionales e internacionales de danza y ópera. Pero muchos visitantes también vienen aquí para ver los impresionantes murales que adornan su interior, realizados por famosos artistas como Diego Rivera, David Alfaro Siqueiros y José Clemente.

En la 4ª planta se encuentra el Museo Nacional de Arquitectura con exposiciones rotativas sobre arquitectura contemporánea. Más cosas que hacer en  ciudad de México.

Consejo caliente: Si puedes ver una representación aquí, también tendrás la oportunidad de disfrutar de la impresionante decoración interior del teatro, incluido su espectacular telón de mosaico de cristal, realizado por Tiffany’s de Nueva York, que representa el Valle de México y sus dos poderosos volcanes.

5. Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Catedral Metropolitana de la Ciudad de México

Dominando la plaza del Zócalo, la enorme Catedral Metropolitana de la Asunción de María es una de las iglesias más antiguas y grandes del hemisferio occidental. Construida sobre parte del antiguo recinto del templo azteca, la construcción de esta enorme estructura de basalto y arenisca gris comenzó en 1525 y se prolongó durante 250 años.

A pesar de las dos torres neoclásicas y algunos otros elementos, la fachada crea una impresión predominantemente barroca con sus enormes columnas retorcidas. Destacan los campanarios añadidos en 1793 y las estatuas de la Fe, la Esperanza y la Caridad en la torre del reloj, que datan de 1813.

El interior de la catedral también muestra una mezcla de estilos, destacando el Altar de los Reyes, de 1739, ricamente tallado, con su magnífica pintura devocional de la Asunción de María, a la que está dedicada la catedral.

También son interesantes la capilla que contiene los restos del emperador mexicano Agustín de Iturbide, y la cripta con las tumbas de muchos de los arzobispos de la ciudad, entre ellos Juan de Zumárraga, el gran maestro de los indios y primer titular de la sede.

Catedral de la Ciudad de México (Catedral Metropolitana) - Plano de la planta

6. El Palacio Nacional

El Palacio NacionalOcupando el lado este de la plaza principal de la Ciudad de México, el Zócalo, el inmenso Palacio Nacional, construido en piedra de tezontle rojiza y con una fachada de 200 metros de largo, es la residencia oficial del presidente.

Construido sobre un palacio azteca, fue la sede de los virreyes españoles durante la época colonial y ha sido muy reformado y ampliado a lo largo de los años. Es uno de los edificios más antiguos y más bonitos de la ciudad, y cuenta con elementos tan notables como el Campana de la LibertadSe tocó el 15 de septiembre de 1810, al inicio de la Guerra de la Independencia (se toca cada año en el aniversario de este acontecimiento).

El palacio cuenta con numerosas y hermosas salas distribuidas en torno a sus 14 patios, algunas de ellas accesibles a los visitantes, y la más notable es la sala porticada Gran Patio con sus bellos frescos que representan la rica historia del país. ¿Quiere saber más sobre que ver en ciudad de México? No te pierdas La Historia de México mural de Diego Rivera, que adorna la gran escalera.

Las visitas guiadas en inglés exploran un museo, una serie de grandes salones y la cámara parlamentaria en la que se redactó la Constitución de la Reforma de 1857 (ésta y la Constitución de 1917 están expuestas).

Otras atracciones aquí son el Archivos Estatales con importantes documentos históricos, y el Biblioteca Miguel Lerdo de Tejada, una de las mayores bibliotecas del país.

→ ¿Qué hacer hoy en Madrid gratis? ←

7. Parque de Chapultepec

Parque de Chapultepec

El Bosque de Chapultepec es el principal parque de Ciudad de México, y con una superficie de más de cuatro kilómetros cuadrados, es también el más grande. En su día fue un bastión de los toltecas, y aquí se asentaron los aztecas en el año 1200 d.C. y, según la leyenda, se construyó un parque a principios del siglo XV.

Con el tiempo, la colina se convirtió en residencia de verano de los gobernantes aztecas, y el agua de sus manantiales se transportaba al recinto del templo en la capital mediante un acueducto, cuyos restos aún pueden verse en la Avenida Chapultepec. En las laderas del cerro se esculpieron retratos de los gobernantes aztecas, de los que aún se pueden ver restos.

Hoy en día, el parque es popular por sus lagos, instalaciones deportivas, jardín botánico y museos: encontrarás tanto el Museo Nacional de Historia y el Museo Nacional de Antropología aquí- junto con numerosos eventos divertidos, como conciertos y representaciones teatrales.

También son interesantes los Museo de Arte Moderno (Museo de Arte Moderno), inaugurado en 1964 e importante por su mirada retrospectiva al arte mexicano antes y durante el periodo colonial y su colección de cuadros y esculturas de artistas mexicanos de los siglos XIX y XX.

El Zoológico de Chapultepec también está aquí con una sorprendente diversidad de animales de todo el mundo.

8. Paseo de la Reforma y el Ángel de la Independencia

Paseo de la Reforma y el Ángel de la Independencia

Principal arteria de tráfico este-oeste de la Ciudad de México, el Paseo de la Reforma se extiende a lo largo de 15 kilómetros desde Tlatelolco hasta el barrio residencial de Las Lomas, pero es más conocido por el tramo que va desde la Avenida Benito Juárez hasta Parque de Chapultepec.

Aquí, este atractivo bulevar se ensancha hasta los 60 metros con una agradable franja verde en el centro que contiene bustos y monumentos a numerosos héroes nacionales. Aunque ahora es conocida en gran medida como una concurrida zona de ocio y compras, esta magnífica avenida -diseñada durante el reinado del emperador Maximiliano- alberga una serie de importantes atracciones, entre las que destaca el enorme Monumento a la Independencia (Monumento a la Independencia), también conocido como «El Ángel» por la figura de una diosa alada de la victoria que se alza sobre su alta columna de 36 metros.

Además de sus bellas estatuas de los héroes del movimiento independentista del país, está el Mausoleo, con sus numerosos cráneos de algunas de las figuras históricas más importantes del país.

→ La ciudad más poblada del mundo ←

9. Museo Nacional de Historia

Museo Nacional de Historia

Otra de las atracciones de clase mundial de la Ciudad de México es el Museo Nacional de Historia (Museo Nacional de Historia). Ubicado en el Castillo de Chapultepec, del siglo XVIII, en un emplazamiento que en su día estuvo ocupado por edificios aztecas y posteriormente por una ermita española, el museo se inauguró en 1944 y alberga una impresionante colección de material precolombino y reproducciones de manuscritos antiguos, así como una amplia gama de exposiciones que ilustran la historia de México desde la conquista española.

Entre lo más destacado se encuentran armas y armaduras, documentos, mapas y planos del periodo de la Conquista y sus consecuencias inmediatas; cerámica, ropa, joyas y monedas de tres siglos; reliquias y recuerdos de la lucha por la independencia y las guerras revolucionarias; retratos de figuras destacadas de la historia de México; y una serie de carruajes de Estado, incluidos los utilizados por Benito Juárez y el emperador Maximiliano.

También son interesantes los apartamentos que ocuparon Maximiliano y Carlota, decorados en estilo neoclásico y con muebles traídos de Europa. El castillo también ofrece hermosas vistas de la ciudad.

10. Coyoacán y el Museo Frida Kahlo

Coyoacán & el Museo Frida Kahlo

Entretejido con atmosféricas calles empedradas, Coyoacán es uno de los barrios más antiguos de Ciudad de México. Tómate tu tiempo para pasear por su laberinto de callejuelas y explorar las plazas ocultas, las mansiones de estilo colonial y las antiguas iglesias llenas de arte, como la de San Juan Bautista.

También puedes probar frutas y verduras exóticas en los mercados. Una de las principales atracciones turísticas de la ciudad es el Museo de Frida Kahlo en La Casa Azul, donde nació la famosa artista mexicana y a donde regresó con frecuencia a lo largo de su vida. Aquí puedes ver algunos de sus cuadros más importantes, así como obras de su famoso marido, el artista muralista Diego Rivera, y objetos personales de la vida de la pareja. Ten en cuenta que es mejor comprar las entradas con antelación.

Una forma fácil de ver todo lo más destacado de Coyoacán es con la excursión de un día completo a Ciudad de México en el Super Saver Tour. Esta excursión de 11 horas comienza con un recorrido guiado por el barrio, que incluye una visita al Museo de Frida Kahlo y a la universidad más antigua de Norteamérica, así como un recorrido en barco por los canales de la reserva ecológica de Xochimilco, incluida en la lista de la UNESCO.

11. La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe

La Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe

Se dice que atrajo a sus primeros peregrinos cuando se inauguró en 1531, la Basílica de Nuestra Señora de Guadalupe atrae a millones de visitantes y fieles cada año, especialmente durante la fiesta del 12 de diciembre.

Construida junto a la colina donde se dice que se apareció la Virgen María, el lugar consiste en un complejo de edificios que dan a una amplia plaza pública adornada con varias esculturas modernas interesantes, incluida una gran cruz de hormigón con un reloj y una campanilla únicos.

Lo más destacado es un espléndido retablo dedicado a María en la Basílica Vieja del siglo XVI, y la nueva Basílica de Guadalupe, construida en 1976, y que destaca por su distintivo aspecto curvo moderno.

Dirección: Plaza de las Américas 1, Villa de Guadalupe, 07050 Ciudad de México, CDMX, México

12. Alameda Central

Alameda Central

La Alameda Central, un parque sombreado y muy bien cuidado, con muchas fuentes y esculturas espléndidas, se trazó en 1592 en el lugar donde antes había un concurrido mercado azteca. Sigue siendo un lugar bullicioso hasta el día de hoy, especialmente en Navidad, cuando está bellamente iluminado y decorado. Junto al parque se encuentra el impresionante Palacio de Bellas Artesque acoge espectáculos musicales y teatrales, así como importantes exposiciones de arte.

Dirección: Av. Hidalgo S/N, Cuauhtémoc, Centro, 06010 Ciudad de México

13. La Plaza de las Tres Culturas y Santiago de Tlatelolco

La Plaza de las Tres Culturas y Santiago de Tlatelolco

Otra de las plazas históricas importantes de la Ciudad de México es la Plaza de las Tres Culturas. La plaza ocupa el lugar de la plaza principal de la ciudad precolombina de Tlatelolco y el escenario de la última resistencia desesperada de los aztecas en 1521, un acontecimiento que se recuerda con una lápida conmemorativa.

Toma su nombre de su interesante mezcla de edificios de tres épocas diferentes: Pirámides y templos aztecas, una iglesia española y bloques de torres modernos. Además de la pirámide principal, otros restos aztecas incluyen varias pirámides más pequeñas, plataformas, escaleras, muros y altares, así como un «tzompantli», un muro de calaveras y finos relieves de signos del calendario azteca.

La plaza también alberga un museo conmemorativo bastante aleccionador, el Memorial 68, que conmemora el trágico asesinato de unos 250 estudiantes manifestantes a manos de las fuerzas gubernamentales en 1968.

También destaca la iglesia barroca de Santiago de Tlatelolco, construida a principios del siglo XVII en el emplazamiento de una pequeña capilla de 1535 que pertenecía al convento franciscano de Santiago. Junto a la iglesia se encuentra uno de los edificios del antiguo convento, antiguo Colegio Imperial de Santa Cruz, en el que los franciscanos enseñaban a los hijos dotados de la nobleza azteca (uno de los maestros más notables fue Bernardino de Sahagún, el gran cronista de la historia de Nueva España).

14. La Casa de los Azulejos

La Casa de los Azulejos

Frente a lo pintoresco Iglesia de San Francisco es la espectacular Casa de los Azulejos. Fue construida originalmente en 1596 y cuenta con una fachada decorada por el Conde del Valle de Orizaba 150 años después, con exquisitos azulejos azules y blancos de Puebla.

Se hizo aún más famosa después de que el artista José Clemente Orozco pintara murales en las paredes de la escalera en 1925. La Casa de los Azulejos es ahora un restaurante y un lugar evocador para cenar al aire libre en el espectacular patio del edificio, rodeado de lo que es una gran obra de arte.

Consejo caliente: No dejes de ver la gran foto que marca el lugar donde Emiliano Zapata y Pancho Villa cenaron juntos a su llegada a la Ciudad de México.

Dirección: Av. Francisco I. Madero 4, Centro, 06500 Ciudad de México, CDMX, México

15. Museo Mural Diego Rivera y Museo Rufino Tamayo

Museo Mural Diego Rivera y Museo Rufino Tamayo

A poca distancia de la Museo Nacional de Antropología es el Museo Rufino Tamayo, que lleva el nombre de Rufino Tamayo (1900-91), uno de los pintores más famosos de México. Destacada por su inusual interior, la galería se inauguró en 1981 y, además de las obras de Tamayo, también expone su propia y extensa colección de varios centenares de obras de artistas contemporáneos, incluyendo grabados, pinturas, esculturas y tapices

Otra importante instalación de arte que vale la pena visitar es Museo Mural Diego Rivera lleva el nombre de uno de los principales artistas del país cuya pintura más famosa – Sueño de una tarde de domingo en el Parque de la Alameda – en el que caricaturizaba a algunos personajes históricos de México, se exhibe aquí después de años de ser prohibido por el Estado (Rivera lo había llamado originalmente Dios no existeo Dios no existe).

Dirección: Paseo de la Reforma 51, Bosque de Chapultepec, 11580 Ciudad de México, CDMX, México

16. Museo Soumaya

Museo Soumaya
16 cosas que ver en Ciudad de México, Guía de Viaje 17

Un viaje a Ciudad de México estaría incompleto sin una visita al Museo Soumaya. Esta fusión arquitectónica futurista fue fundada por Carlos Slim, uno de los hombres más ricos del mundo, que le puso el nombre de su difunta esposa, Soumaya. En su interior hay más de 66.000 piezas de arte que abarcan 3.000 años, desde esculturas de Mesoamérica hasta obras de Tintoretto y Salvador Dalí.

El icono cultural sin ánimo de lucro estuvo originalmente alojado en la Plaza Loreto de San Ángel hasta 2011. Se trasladó a un nuevo edificio en la Plaza Carso de Nuevo Polanco, diseñado por el arquitecto mexicano Fernando Romero. El edificio, plateado y reflectante, ocupa un espacio de 170.000 pies cuadrados y es una hazaña de diseño en sí mismo, apretado en el centro como un reloj de arena, pero anguloso como el casco de un barco.

Pero las verdaderas obras maestras continúan en el interior. La mayor parte del arte es de los siglos XV al XX, aunque hay una importante colección de arte indígena mexicano. Slim es el propietario de la mayor colección privada del mundo de arte de Auguste Rodin, y el museo tiene la mayor colección de moldes de sus esculturas fuera de Francia. Y aquí llegamos al final de que ver en Ciudad de México. Sigue leyendo para descubrir más sobre la ciudad.

→ Como reservar vuelos baratos con Skyscanner ←

Click aquí para reservar tus vuelos directo con Skyscanner al mejor precio.

Transporte en Ciudad de México

Al ser una de las ciudades más grandes del mundo, Ciudad de México cuenta con atracciones para los viajeros que se extienden por una amplia zona. Afortunadamente, es fácil desplazarse utilizando diferentes tipos de transporte.

Del aeropuerto al centro de la ciudad

La forma más cómoda de organizar el transporte desde el aeropuerto es buscar el mostrador donde se puede tomar un taxi autorizado y pagar por adelantado por zona. Si hay tres o menos, pida un sedán o le venderán una furgoneta más cara. También puede reservar un taxi con antelación antes de llegar, como en México Airport Transfers. No aceptes los viajes de los vendedores ambulantes que le llevarán a un taxi no oficial.

Metro

El sistema de metro es rápido, eficaz, llega a casi todas partes y cuesta menos de 50 céntimos de dólar por cada viaje, incluidos los transbordos múltiples. Los dos primeros vagones suelen estar reservados para mujeres y niños. En las horas punta, los trenes pueden estar muy llenos, así que hay que tener cuidado con los carteristas. No se permite llevar maletas grandes.

Taxis

No llames a los taxis en la calle o te arriesgarás a que le estafen o algo peor, sobre todo si no hablas español. Pídele a tu hotel que llame a uno oficial o espera en las paradas marcadas. Los taxis oficiales tienen taxímetros. Si no hablas español, pide a un lugareño que escriba la dirección en un papel que pueda mostrar al conductor.

Autobuses

Los autobuses son baratos, pero pueden estar abarrotados y tener que lidiar con los atascos. Los Metrobús rojos y blancos tienen versiones exclusivas para mujeres que están disponibles en los andenes con carteles rosas. El Turibus rojo de dos pisos es para los turistas y le ofrece comentarios sobre los lugares más populares. Puede tomarlo para tener una visión general de la ciudad, y subir y bajar tantas veces como quiera por la tarifa de un día.

Advertencias y peligros de Ciudad de México

Ciudad de México es una de las ciudades más visitadas y pobladas del mundo. Cuenta con una rica historia y cultura que todos los visitantes pueden explorar. Sin embargo, hay algunas zonas de la ciudad de las que hay que ser consciente cuando se trata de su seguridad.

Cuidado con las estafas

La mayoría de los mexicanos son cálidos y amables, pero en todas las grandes ciudades hay carteristas y estafadores. Algunos le ofrecerán recuerdos y le dirán que puede pagarles más tarde, pero cuando llegue el momento le exigirán mucho más que la oferta original. Esté atento a los individuos deshonestos cuando pague en Ciudad de México. Si la forma en que alguien le trata parece extraña o demasiado buena para ser verdad, probablemente lo sea.

Ten cuidado con el transporte público

Los turistas deben estar especialmente atentos cuando utilicen el transporte hacia y desde sus destinos turísticos en Ciudad de México. Los ladrones pueden utilizar taxis falsos, así que asegúrese de subir a un taxi de verdad si utiliza uno. Nunca se es demasiado cuidadoso cuando se está en una zona desconocida.

Es una buena idea que los turistas eviten por completo el sistema de autobuses del metro mientras estén en Ciudad de México. Estos autobuses pueden estar muy llenos y ha habido casos de personas a las que les han robado sus carteras o bolsos mientras estaban en estos autobuses, especialmente durante las horas más concurridas. Evite sacar su cartera para dársela a los indigentes o a los artistas callejeros. Consulte a los empleados de su hotel sobre las formas más seguras de viajar en su zona concreta de la ciudad.

Para comer

La ciudad de México tiene una de las mejores comidas del mundo. No faltan lugares para comer en la extensa metrópolis, pero hay algunos lugares que debe evitar. Lo más importante es evitar los vendedores ambulantes y comer sólo en los restaurantes recomendados por un guía turístico o alguien que trabaje en su hotel. Algunos restaurantes tienen cargos ocultos para los que quizá no estés preparado, llamados cubiertos. El cargo no será mucho dinero, pero deberías evitarlo. Ten en cuenta que puede que tengas que gastar un poco más de lo que pensabas cuando comas fuera.

Deja un comentario